Un barrio joven, fresco y moderno

Las primeras viviendas finalizadas de Riberas fueron 178 pisos en régimen de VPO que se entregaron en julio de 2006. En octubre de 2007 abrió sus puertas el primer local comercial y a finales de 2008 se puso en marcha el sistema de Recogida Neumática de residuos Envac. Por aquel entonces había censadas 2.122 personas en el barrio, poco a poco la población ha ido aumentando hasta las 3.125 viviendas, así como los comercios de proximidad. No obstante, la ocupación residencial del barrio no ha concluido aún.

Construidas dentro de un cuidado urbanismo y con altos criterios de construcción sostenible, las viviendas de Riberas de Loiola configuran un barrio verde organizado de acuerdo a la tipología de edificios manzana en casi todo su entorno.

Ubicada a orillas el río Urumea, es considerada la última gran reserva de terreno sin urbanizar de la ciudad. La construcción y urbanización de Riberas de Loyola se acometió en la década de 2000, siendo el barrio nuevo más significativo y extenso construido en la ciudad de Donostia (San Sebastián).

El resultado es un nuevo barrio verde de vanguardia en el que gracias a la Recogida Neumática se ha conseguido reducir de forma muy notable el consumo energético y las emisiones de CO2 y, al mismo tiempo, ha aumentado el índice de separación de los distintos tipos de residuos.

3,2 toneladas al día

de residuos recogidos de 3.125 viviendas actualmente

2 fracciones de

materia orgánica y resto

125 puntos de vertido

en forma de buzones en la calle y compuertas situadas en las zonas comunes de las urbanizaciones

5 kilómetros de tubería subterránea

que transporta los residuos hasta la central de recogida neumática, donde se compactan y almacenan hasta ser llevados a su destino final

Dentro de la elipse señalada en blanco, se encuentra la Central de Recogida Neumática de residuos Envac, bajo uno de los accesos a la autopista A8

La Central situada bajo un acceso a la A8

En el año 2006 Envac recibe la orden del Ayuntamiento de Donostia de llevar a cabo el proyecto de Recogida Neumática de residuos para el nuevo barrio de Riberas de Loiola.

La Central de Recogida Neumática se ubicó debajo del vial de la autovía A8 para aprovechar el espacio allí disponible. Tomando como inspiración la antigua embotelladora de CocaCola, se diseña en la central un gran ventanal orientado hacia el barrio de Riberas, por donde transcurre un paseo peatonal y un carril bici, que permite ver la diversora y los ciclones en su interior.

El sistema de Recogida Neumática de residuos del barrio de Riberas de Loiola facilita a sus vecinos y vecinas la labor fundamental de separar y depositar correctamente los residuos en buzones y compuertas. De ello depende la limpieza del entorno, el buen funcionamiento del sistema y el mejor aprovechamiento de los recursos recuperados de unos residuos bien separados (economía circular).

Por indicación del Ayuntamiento de Donostia, se ha facilitado que desde fuera de la Central de Recogida Neumática se puedan contemplar parte de los equipos en el interior de la misma
Panel de la campaña de información al usuario en el que se explica el cambio de fracciones

Una nueva estética en aras de una mejor separación de residuos

El sistema de Recogida Neumática de residuos permite a los vecinos y vecinas de estas nuevas viviendas depositar separadamente las fracciones de resto y materia orgánica en sus compuertas y buzones – estos sobre todo para uso comercial.

Pero no fue siempre así, en un principio el sistema recogía envases y resto, identificados con los colores amarillo y verde respectivamente.

Por indicación del Ayuntamiento de Donostia, Envac modificó el sistema de Recogida Neumática del barrio de Riberas, adecuando el funcionamiento de la Central de Recogida y, así mismo, realizando una campaña de información a los usuarios por el cambio de los colores de verde a gris para la fracción de resto y del amarillo de los envases al marrón de la fracción de materia orgánica.

Todo ello en aras de cumplir con la Directiva de la UE 2008/98/EC sobre residuos, la que ordena el reciclaje de al menos el 50% de todos los residuos producidos. La Directiva se incorporó localmente en 2015 junto con el requisito de que todos los hogares separasen sus residuos en vidrio, papel, envases, resto y orgánica.

La aportación de los residuos orgánicos por parte del ciudadano es voluntaria.
Después de registrase en el Ayuntamiento de Donostia, el usuario del Sistema de Recogida Neumática recibe una tarjeta óptica que le permite acceder a los puntos de vertido de dicha fracción.
Buzones en una calle de Riberas de Loiola, al lado de una cafetería, antes del cambio de tipo de fracción
En el año 2015 se comienza a recoger resto y materia orgánica, con una nueva señalética y distintos colores para estas fracciones

En línea con los ODS

Como todos los sistemas Envac de Recogida Neumática de residuos, este de Riberas armoniza con muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU con el fin de lograr un futuro mejor y más sostenible para todos. Entre sus más notables ventajas se encuentra la disminución de tráfico pesado por las calles de Riberas y con ello la reducción de ruidos, olores y emisiones de CO2.

Los vecinos saben que no hay que acumular la basura en casa, porque las bolsas se pueden bajar por separado a cualquier hora del día, todos los días del año.

También se elimina el trasiego de cubos dentro y fuera de las comunidades, en las calles se reduce el número de contenedores de residuos considerablemente y, así mismo, de suciedad y olores.

además puedes ver

otros sistemas de Recogida Neumática de residuos
Envac en el Norte de España

En Vitoria-Gasteiz, tras la positiva experiencia de la puesta en marcha en 2002 del primer sistema de Recogida Neumática de residuos en su Casco Histórico, el Ayuntamiento decidió instalar sistemas en los nuevos desarrollos urbanísticos de la ciudad: Ibaiondo, Salburua, Zabalgana, Mariturri y Arretxabaleta. Estos 6 sistemas recogen el 42% de los residuos de la ciudad.

Dos sistemas de Recogida Neumática de residuos Envac dan servicio a los 35.750 habitantes de los barrios de Lezcairu, Arrosadia, Entremutilvas y Errigapaina en Pamplona. Alrededor del 20% de la población de Pamplona recoge ya sus residuos con un sistema neumático Envac.

¿Quieres ver más proyectos en España?

¿Quieres ver nuestra colección de proyectos en el mundo (en inglés)?

Hablemos

¿Quieres saber más sobre Envac? Simplemente envía el formulario y la oficina local de Envac se pondrá en contacto lo antes posible

* Campos obligatorios